Kindernothilfe Kindernothilfe e.V. Kindernothilfe e.V.

Minas terrestres

Un peligro mortal:
Minas terrestres y bombas racimo

Cada 20 minutos explota en alguna parte de este mundo una mina terrestre y deja herida a una persona. Las víctimas padecen terribles mutilaciones, pierden miembros de su cuerpo o sufren deformaciones. Kindernothilfe se compromete por la prohibición, en la Iniciativa Alemana para la Prohibición de las Minas Terrestres.

6799_205x252_446x550_29x72Foto: Alexandra Höner 
Antecedentes
Miles de mujeres, hombres, niñas y niños mueren cada año por explosiones causadas por minas terrestres. En 68 países del mundo se encuentran escondidas aproximadamente 100 millones de minas terrestres: en campos y potreros, calles, senderos o alrededor de manantiales. Cada 20 minutos una persona resulta herida o lisiada. Las minas terrestres no solamente matan y mutilan a seres humanos, también causan grandes daños a la agricultura y la infrastructura del país. Los gastos para la eliminación de minas terrestres son gigantes: hasta US$ 1.000 puede costar el desmantelamiento de una mina. Esta suma multiplicada por cinco es lo que se necesita para financiar las prótesis que requiere durante su vida una víctima de una mina.
Las bombas racimo o la munición racimo son una amenaza adicional para la población en más de 25 países. Solamente los Estados Unidos, China y Rusia disponen de más de tres mil millones de piezas de este tipo de munición y de bombas. Son lanzadas como bombas racimo desde aviones y así diseminadas sobre grandes territorios. Rellenas con cientos de esquirlas se abren, para derramar su carga letal.

El objetivo: juntar un millón de firmas
La Iniciativa Alemana para la Prohibición de las Minas Terrestres - landmine.de, de la cual Kindernothilfe forma parte desde 1995, recoge firmas de ciudadanos para aumentar la presión frente a los políticamente responsables. Hasta ahora casi 900 000 personas han apoyado con su firma estas cinco exigencias:

Informe anual


Copyright © 2017 Kindernothilfe e.V.
Todos los derechos reservados. Pie de imprenta.